14 de septiembre de 2013

¿Cómo suena una “Sinfonía de Silencios”?

Recientemente tuve el placer de recibir una novela maravillosa de manos de su propia autora, así que inicio esta entrada agradeciendo infinitamente a Lidia Herbada por el detalle.

El título de esta novela que comentaré me intrigó mucho. Me recordó una canción particular que sirvió como banda sonora a una película que vi cuando era adolescente (La película es "El graduado", y la canción "El sonido del silencio"). 

Antes de la primera página supe sin lugar a dudas que habría música en las páginas del libro, su portada me lo sugirió; pero también supe que habría una temática delicada y profunda, porque tratándose de música y de silencios no podría ser de otro modo. Me remonté entonces a mi época en la escuela de música, recordé a mi maestra enseñándome a leer partituras y a interpretarlas; todo eso, antes de la primera página.

Empecé entonces mi recorrido por la historia de Laura, una adolescente que descubre su primer amor a través de las notas del Nocturno Póstumo* de Chopin interpretadas por el profesor Marcos Duarte en el piano de su escuela; pero la adolescencia es una época compleja y llena de contradicciones, y la de Laura en particular está llena de fantasía, alimentando un amor platónico que por momentos parecía crecer y que quedó suspendido en el tiempo, sin lugar a cierres ni despedidas.

Laura es una jovencita bastante peculiar, su gusto musical es bastante ecléctico y es muy hábil haciendo referencias con clásicos del cine que ha conocido a través de su tía abuela. Su mente es como una caja de fantasía, realmente ha sido genial ver el mundo a través de sus ojos en este tiempo.

Durante esa época, Laura descubre también la amistad. Berta, su compañera de aventuras, demuestra ser de esas amigas a prueba de balas. También está Nestor, a quien ve como su mejor amigo y que luego se convierte en su esposo.

Esa jovencita que era Laura, luego creció y se convirtió en una mujer que vivía para el arte; pero en el proceso de crecer dejó a un lado todas las cosas que siendo joven la hacían sentir libre, feliz y realizada. La música, el piano, su nocturno. La repentina huida del profesor Duarte quizás motivara que una joven curiosa y apasionada dejara a un lado ese pedacito de ella misma.

Pero ser adultos no es sencillo; el amor adulto no es como el adolescente. Parece que la ilusión no existe, que todo es menos emocional, más calculado; Laura tiene alma de artista, y los artistas no calculan... solo sienten. Personas y situaciones que traen a colación el "que hubiese pasado si..." y al profesor a quien ella le entregó su amor juvenil. El pasado que se funde con el presente y ponen en las manos de esta mujer la oportunidad de tomar su destino en las manos, cerrar las historias pendientes o escribir una historia nueva. Un descubrir la mujer que era, y en la que le hubiese gustado convertirse.

Quizás, al final tuvo Laura la ocasión de determinar el final de ese silencio, de volver a escuchar, tocar y sentir su nocturno. No sé... los invito a descubrirlo ;)

Para adquirir "Sinfonía de Silencios" pueden hacerlo a través de Amazon.
* La versión del Nocturno Póstumo de Chopin que adjunté, es interpretada por David Garret en violín.
** "Sinfonía de Silencios" ha ganado Speed Dating de Amazon, y fue semifinalista del Premio del Ateneo de Valladolid  (Lidia, felicidades por ambos). 

0 comentarios:

Publicar un comentario