26 de octubre de 2015

Lo que una escritora necesita…


Estoy en cuenta regresiva para el #NaNoWriMo2015, y han sido unos días muy agitados. Preparar todo para una nueva historia (investigar las cosas que no conozco, planear la historia, definir los personajes…) me ha tomado algún tiempo y ahora empiezan los rituales previos la página uno.

Es mi segundo año en el NaNoWriMo, y sé que se presentarán dificultades, pero que sí es posible terminar una novela en un mes… hace un año, con menos preparación, lo conseguí. Ahora que tengo un poco más claro de qué va el asunto, enfrentaré la tarea con  más seguridad.


Pero ¿qué haré en esta última semana preparatoria? A continuación se los cuento:

- Organizar mi tiempo para escribir y fijarme un número de palabras por día:
La idea es tener una hora fija para dedicarme mi manuscrito. Un momento en el que nada vaya a distraer mi atención, aunque yo sea como Dori (el pez cirujano de Finding Nemo). 

En mi experiencia del año anterior me sentaba a escribir entre las 6 y las 9pm, siempre dedicaba un número específico de horas para lograr un número determinado de palabras. Empecé tomando la estadística de la Web de NaNoWriMo como referencia. Si dividía 50 mil palabras entre el número de días del mes, tendría la cantidad de palabras ideal por día para lograr mi meta. Algunas veces conseguía más, otras menos, pero ahí va lo emocionante... estaba hasta el final preguntándome si podría llegar a la meta (y con mi grupo personal de cheerleaders apoyándome).

- Preparar mi "sitio especial" para escribir, además de mis ayudas visuales:
En este lugar tendré todo lo que necesitaré cada día, además de mi computador por supuesto. 

Suelo apoyarme en ayudas visuales para escribir las descripciones de lugares y personas, así que en mi mesa de trabajo debo tenerlas a mano. 

Bolígrafos, libreta de notas (en la que apunto ideas cuando no estoy escribiendo), un post-it con alguna frase motivadora, resaltadores, mis lentes, mi siempre fiel taza de café... esas son algunas de las cosas que podrían encontrar en mi escritorio.

- Crear mi playlist para escribir:
Depende del tema o género que vaya a escribir, del tipo de escenas que vaya a tener, o simplemente de mi estado de ánimo... siempre tengo música para escribir.

Las voces de mis cantantes favoritos o el sonido de una melodía particular, todo contribuye a crear ese ambiente perfecto en el que mi mente vuela y las ideas fluyen. 

Si te preguntabas cuál es la mejor manera de darle un "empujoncito" a tus musas, pues... a mí la música me funciona ¿por qué no lo intentas?

- Crear la ficha para mi novela en la Web de NaNoWriMo:
Si no he pensado en un título, este es un buen momento para hacerlo. En el sitio puedo colocar el título, género y una sinopsis. 

No colgamos los capítulos, así que nadie estará leyendo tu trabajo. Solo al final copiamos el cuerpo de nuestro manuscrito (para verificar nuestro número final de palabras y determinar si somos ganadores)

En la web encontraremos también grupos (por región) en los que puedes conectar con writing-partners que te animarán durante el proceso, se harán foros y actividades en línea con autores que compartirán sus experiencias... en fin, hay mucho contenido para interactuar de cara al mes NaNoWriMo (y durante la actividad).  

- Dedicarme "tiempo de chicas" antes del 1ero de Noviembre:
Ir a la peluquería, al cine, a un bar... no importa lo que te ayude a distraerte. 

Yo suelo hacer planes con mis amigos: salimos e intercambiamos anécdotas, nos embellecemos un poco, tomamos algo en un sitio agradable y nos olvidamos de las cosas que nos preocupan. 

Todo esto sucederá entre semana, así que volveré temprano a casa e iré a trabajar el día siguiente. Pero evitaré pensar demasiado en los días que quedan antes de empezar la novela (y haré una breve pausa en la que ya tengo iniciada). Al final del mes de Noviembre archivaré mi manuscrito y terminaré el que ya tenía iniciado, dejaré reposar ambos trabajos y luego me dedicaré a revisar/corregir (porque poner el punto final es solo un paso en la travesía).

- Comprar suficiente café y chocolate para el viaje:
Mis dos grandes amores no deben faltarme en Noviembre. 

Ya saben que soy fiel creyente de que "el café es mi pastor y que (con él) nada me faltará", y el chocolate es mi perdición, pero también me relaja cuando estoy ansiosa. 

Esos olores y sabores son parte de mi "ritual" particular de escritura. Como si se tratase de una armadura, me hacen sentir más fuerte. 

Creo que no me está quedando nada pendiente antes de empezar. Pero al estar escribiendo tendré poco tiempo de entrar en las redes a promocionar mi trabajo... ahí es donde mi buen amigo Hootsuite entra en acción y se encarga de recordarles que tengo novelas a la venta en Amazon y Casa del Libro mientras yo me ocupo de dar vida a otros personajes. 

Si se unirán al #NaNoWriMo2015, déjenme saber; pueden contar con que los apoyaré. Ya estuve ahí, y sé que una palabra de ánimo es importante en el camino. Si aún no lo deciden: Recuerden que todos tenemos una historia que merece ser leída/escuchada, así que "miedo fuera". ¡Vamos a teclear!

1 comentarios:

Dana Sánchez dijo...

Mucha suerte pequeña! Yo no me atrevo a participar en ese reto, jejeje, ya nos contarás!!!

Publicar un comentario