5 de marzo de 2016

Un viaje al Inframundo florentino (2): La Alondra

La Alondra es la segunda entrega de la nueva serie de Sylvain Reynard, a través de la cual el autor nos introduce en el Inframundo florentino. 

Previamente conocimos a la enigmática figura que rige la ciudad desde las sombras, un personaje oscuro y vengativo que desea desesperadamente recuperar unos grabados que le pertenecen. Ahora conocemos a Raven, una empleada de la galería de los Uffizi cuyo camino de pronto se ve vinculado al de El Príncipe.

Raven, según sus propias palabras, no es lo que se consideraría una persona atractiva. Ella es más del tipo de personas que pasaría desapercibida en una multitud. Acostumbrada a usar ropas holgadas para esconder sus kilos demás, gafas gruesas para disimular sus llamativos ojos, y a llevar un bastón como compañero inseparable, la belleza nunca le había preocupado demasiado. 

Una noche, al volver de una fiesta, se encuentra frente a una escena que removió su necesidad de proteger al desvalido. Una pandilla de asaltantes atacaban a un mendigo, y ella decidió no convertirse en un testigo cómplice. Al intervenir, la chica llama la atención sobre su persona convirtiéndose en el nuevo blanco del ataque. Pero nada de lo que sucede en Florencia es un secreto para El Príncipe, quien atraído por la exquisita esencia de Raven (y atormentado por el recuerdo de una escena similar en su pasado) decide castigar a los asaltantes y salvar a la chica.

Raven se despierta entonces, días después, con una nueva apariencia y sin recuerdos de las últimas horas. Al llegar a su trabajo descubre, además, que un conjunto de ilustraciones de valor incalculable han desaparecido y que ella es sospechosa del robo.


* * *

Me encantó la novela, no voy a darle muchas vueltas a esto. Estoy totalmente enamorada de la trama, de la narración y de la manera tan detallada en que el autor describe Florencia, haciéndome sentir por momentos que estoy allí junto a los personajes. 

Una de las cosas más geniales de esta serie, y tuve la oportunidad de comentarlo hace unos días con un grupo de lectoras de SR, es que el autor tiene una manera muy especial de presentar a sus personajes, revelando detalles poco a poco, cubriéndolos de misterio (y eso me fascina). 

"Yo soy la oscuridad hecha visible".

Raven es una heroína poco típica en el romance paranormal. No es la chica indefensa que espera por la figura torturada para que venga a rescatarla. Tampoco es la que pretende salvar su alma oscura para que encuentre la salvación. Ella es pragmática... una mujer de ciencia, y a pesar de haber sufrido en el pasado está decidida a que eso no la defina, al contrario, ha hecho de sí misma una persona nueva. Por eso, cuando William le pide abandonar la ciudad para protegerla, ella se resiste. Cuando él descubre su naturaleza guerrera (o terca, según se mire), intenta protegerla de otra manera.

"Dudo que un monstruo se dedique a ir repartiendo artefactos religiosos a damas en apuros".

Es así como, poco a poco, Raven y William se van conociendo. Van descubriéndose el uno al otro, sintiéndose atraídos, pero luchando contra esos sentimientos que hasta el momento eran totalmente desconocidos para ambos.

"Eres mi mayor virtud y mi vicio más profundo".

William siente por Raven algo más que curiosidad. Su esencia lo atrae, su cuerpo es una tentación, pero hasta un monstruo como él tiene ciertos principios. Él no la obligaría a hacer algo que ella no quisiera. Tampoco podría negarle nada...

"Un ave enjaulada nunca es tan hermosa como en libertad, Cassita. Ya te han herido demasiado. No pienso ser yo quien te haga daño ahora".

Y mientras eso sucedía, el peligro los rodeaba. Hay personas interesadas en derrocar a El Príncipe, encontrar su punto débil y atacar, pero William no está dispuesto a dar munición a sus enemigos. Raven empieza a descubrir sus sentimientos hacia William, pero él ha erigido muros tan altos a su alrededor que ella se siente incapaz de sortearlos y tocar su corazón. Hay muchas pruebas para estos amantes, secretos, intriga..., pero también hay una pasión desenfrenada que los lleva irremediablemente al lado del otro.

"Si pudiera tener esperanza, esperaría que regresaras a mí".

Recomiendo mucho la historia. Pueden leerla como tomo único, pero estoy segura de que disfrutarán más la experiencia si leen antes El Príncipe. 

Pueden encontrar La Alondra en Amazon, Casa del Libro, iTunes y Google Play. 

No olviden dejar un comentario en su plataforma de compra y en Goodreads al finalizar su lectura ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario