21 de diciembre de 2012

Sexo, drogas y ¿rock and roll?

** Para empezar, debo explicar que este post no es exactamente sobre música, sino sobre libros. Si me conocen, saben que desde muy corta edad he tenido cierta inclinación por la lectura, y que no es un hecho fortuito. Los responsables ya no están para responder por eso, así que ni al caso caer en detalles ** 

Resulta que hace poco encontré un libro titulado "La última raya" (está de venta en Amazon y no, no colocaré enlaces para descargas) de un escritor español llamado Javier Jorge, cuyo trabajo desconocía y con el que coincidí gracias a Twitter (luego dicen que las redes sociales son malas). Lo cierto es que, inicié la lectura de este trabajo con un entusiasmo casi enfermizo y ya no podía parar de leerlo. 

Se trata de una historia de esas a las que tu madre evitaría que te enfrentaras a toda costa, incluso cuando estás cerca de los treinta (como es mi caso), porque para ella hablar de drogas y sexo abiertamente no es lo que dictan los buenos modos. 

A nivel narrativo, la pieza es bastante descriptiva. El autor relata en primera persona, colocándote en un lugar privilegiado frente/junto al protagonista, posición en la que te conviertes bien en el cómplice del personaje o en su detractor. También por momentos encontrarás la postura "intermedia" de la madre comprensiva, aunque repruebes lo que hace.

Aclaro: No se trata de un manual de "cómo aspirar la coca correctamente", ni es un texto vacío que se limita a dibujarte posiciones sexuales. Tiene un contexto bastante denso y por eso voy a explicar de qué va la historia, pero por partes.

El protagonista:
Ruben es el personaje central de esta historia. Es un periodista de la sección de sociedad de una publicación  cuya vida afectiva puede llamarse de todo menos envidiable. Acaba de tener diferencias con la novia y no supo manejar la separación de la mejor manera y empieza a llevar una "vida loca", pero no a lo Ricky Martin precisamente.

Según el autor, el protagonista conoce a la chica siendo muy joven y descubre pronto que es el amor de su vida... y vivir sabiendo que ya tienes etiqueta de "apartado" no es sencillo. Así que, Ruben y Angie (su adorado tormento) llevan un estira y encoge emocional que da entrada a otros personajes de lo mas particulares.

Por otro lado, a nuestro Rubén le gusta el deporte... es un futbolista frustrado además de seguidor del Real Madrid. 

Otra de sus aficiones es la coca, por si no captaron el gancho en el título de la novela.

¿Crisis Existencial? 
Hay un momento en la vida en el que las personas tenemos una de esas crisis de la edad, en la que empezamos a plantearnos seriamente nuestros logros y fracasos tras lo que decidimos que la vida es una mierda y ya nada tiene sentido. 

Ruben, aunque personaje de ficción, también pasó por allí; de modo que por instantes te puedes sentir identificado en su dilema existencial: pasa de los 30 y vive en casa de sus padres, tiene un trabajo con el que no se siente feliz ni orgulloso y arrastra el sueño de ser futbolista desde niño (y la frustración de no haberse convertido en cronista deportivo en su defecto)

Y es que puedes llevar todas esas maletas toda la vida, pero llega un punto en el que son tan pesadas que no puedes seguirlas llevando y es mejor soltarlas. Pero no es fácil para Ruben por muchas razones: su vida emocional no es la más estable, menos la familiar. Su trabajo le es motivo de interrogatorios absurdos entre amigos y (des)conocidos en cualquier sitio al que va... y eso, pues, eso también termina hartando.

Wild, Wild Ruben
Ruben hace algo que muchos deseamos... manda todo a la puta mierda y empieza a llevar una activa vida nocturna, lo que lo acerca más a una de sus mayores aficiones (y no hablo del fútbol precisamente). Entonces, se ve relacionado en una serie de situaciones que lo llevan al limite... sumamos a eso la crisis existencial de nuestro chico y observamos el despertar de sus pensamientos mas oscuros. 

Los Featuring están de moda
Este libro cuenta con un feat Paulo Coelho bastante interesante. Y aclaro, no son la mayor fanática del brasilero peeeero, la referencia a una obra suya (muy específica) en este libro es bastante acertada. Incluso, hay una escena en la que se relata un encuentro de Ruben con Paulo.

La invitación
Es difícil explicar lo que sentí al terminar de leer este libro. Es tan fuerte (el tema) pero tan relajado (la forma en que se presenta) que no podía apartar mis ojos de sus páginas. Las primeras 300 páginas las leí en un día, aunque luego tuve que bajar el ritmo por ocupaciones varias. Fue mi "auto regalo navideño", y lo terminé antes de tiempo... así que consideraré releerlo antes de reyes. Así que los invito a ustedes a unirse en la lectura de este trabajo, y a comentarlo conmigo apenas terminen (o mientras lo leen) si gustan.

P.D.: Tiene referencias musicales muy específicas este libro, y valga el spoiler, una escena con un tema de Camilo Sesto que mi hermano y yo cantamos a todo pulmón en un autobús mientras viajamos a Los Andes hace un poco mas de año (hasta que los demás pasajeros empezaron a suplicar silencio).

0 comentarios:

Publicar un comentario