2 de junio de 2013

Alarmas Paranóicas

BACK TO THE PARANOIA!
Los "regresos" siempre son complicados. Quizás se trate solo de las expectativas; el caso es que, cuando una banda aparece tras una pausa, las comparaciones/remembranzas son inevitables... pero como no me gusta caer en esos terrenos, me abstengo de caer en modo retro.

La banda venezolana Los Paranoias estuvo un poco "ausente" del acontecer musical luego de su disco Aquí fue, fechado en 2009. A finales del año pasado se comentó sobre su inminente regreso, y ésto ha sucedido apenas hace unas semanas bajo el título "Que se activen las alarmas", respaldado por Macca Records.

Para tratarse de un regreso tan esperado, la energía que desprende es muy relajada... no se siente mayor compromiso, salvo el de plasmar ideas y sensaciones. Sin poses. Directo. Genial.

QUE SE ACTIVEN LAS ALARMAS
Este disco está compuesto por 10 canciones; iniciando con "Dime quién": una letra retadora (como el título), a destacar el ambiente creado entre batería/bajo para enmarcar la guitarra y el trabajo vocal. Coros puntuales, de esos que acompañas inconscientemente mientras marcas el ritmo tu cuerpo. Una buena manera de iniciar, sin duda.

El siguiente tema en la lista es "Cero" que fácilmente calaría en un directo; sigue la tendencia rítmica del tema anterior, pero sin intención de continuidad. El coro es pegajoso y cuando te das cuenta, lo cantas con el disco al fondo. Una de mis letras favoritas de este disco, aunque no la Ultimate Lyric. 

"No hace falta" se abre paso en el tracklist; una especie de declaración en medio de la cual se encuentra la frase que da título al disco... al menos esa impresión me ha dado ("si me llamas sin respuesta, si no te vuelvo a escuchar, que se activen las alarmas y que nadie vuelva a pasar"). Esta otra de las canciones que me gustaría escuchar en vivo.

Lo que sigue es "Horizontal", otra de mis letras favoritas en este trabajo (y la definitiva). Tiene un rollo muy particular este tema, y es muy difícil de explicar con palabras... aquí solo cabe la invitación a escucharla. Fue una especie de amor a primera escucha, si es que eso existe.

"Hey Hey", el tema que inicia inmediatamente después, inicia combinando coros/palmas/guitarra/armónica... y esa mezcla le da un color muy particular a la canción. Es fácil de seguir. La escuchas, cierras los ojos e imaginas a la gente acompañarlos durante los conciertos. Magia.

Entrando en terrenos mas densos, llega "En la mira"; en este punto te conectas más íntimamente con el pasado (musical) cercano de la banda y te entregas a lo que viene. Las metáforas, aspecto habitual del disco, alcanza un nivel más oscuro y encantador.

Sigue "2 de Agosto", con una letra más vivencial... más íntima; no ha pasado mucho desde el inicio del tracklist, pero a este punto hay una conexión entra la banda y quien los escucha... una comunión perfecta. Identidad. Comprensión. Madurez.

En "La Araña", los coros pop contrastan con la esencia rocanrolera de la melodía; una interesante mezcla en un tema corto que abre paso a otro más relajado... "Recuerdo", aquí vale destacar los arreglos vocales en los coros finales, el ritmo (en general) y una letra con la que te podrías identificar. Para destacar.

Algunas bandas no apostarían a cerrar un tracklist con una balada, no es el caso de Los Paranoias que dejaron el tema "Satélite" al último; Completar ciclos... atrapar tus sentidos... hacerte desear más. Bonita manera de terminar un disco. Aquí es cuando notas lo corto de "Que se activen las alarmas" y empiezas a revisar el calendario de conciertos. En definitiva, un gran regreso.

0 comentarios:

Publicar un comentario