7 de mayo de 2014

Las "ciudades de papel" de John Green

Después de leer “Bajo la misma estrella” (del que posiblemente amplíe aquí después del estreno de la película) no pude resistirme a un nuevo título del Sr. Green, así que allí estaba yo teniendo ese momento con Paper Towns (gracias a mi lovely friend Licoa). 

La historia se trata principalmente de Quentin Jacobsen (a quien llamaremos Q) y de su amor platónico hacia Margo Roth Spiegelman, un enamoramiento que nace en la infancia y que crece con los años aunque un buen día descubre que, oh dulce niño Jesús, que realmente no conoce a la chica que cree amar. 

Esta nena algo así como la mejor amiga de Q, pero en la secundaria ya no se reunían pues él era del club de los nerds y ella era de las chicas populares… venga, que eran agua y aceite, y ustedes saben que eso no se mezcla. Pero una noche, Margo irrumpió en la casa de Quentin arrastrándolo a una aventura que marcó su vida. Oh, ¡que dramático! (o romántico, o lo que sea) dirán, pero no estamos más que al comienzo de la historia. 

Luego de su fantástica aventura ninja (cuando lean entenderán el comentario), Margo desaparece y Q inicia una travesía personal para encontrar a la intrépida (o estúpida, según prefieran) Margo Roth Spiegelman (a Quentin le gusta llamarla por su nombre de pila, disculpen), pero no se trata solo de hallar su localización física sino de descubrir a la persona que estaba oculta tras la chica que creía conocer. 

Un punto interesante de Paper Towns son los personajes secundarios y los antagonistas. Los diálogos ingeniosos y el particular sentido del humor de John Green colman las páginas de la novela, así que te encontrarás de repente riendo a carcajadas o con ganas de matar a alguien. Sé de lo que hablo, a mí me pasó. Pero también sentí muchas ganas de llorar en un par de ocasiones muy puntuales, porque, bueno… porque hay sentimientos involucrados y yo no soy de hierro. 

Es un trabajo muy sentido. Bien por Mr. Green. 

Antes de empezar mi “momento Paper Towns” había estado leyendo comentarios sobre las obras de este autor, y varios usuarios comentaron sobre la descarada similitud entre éste y “looking for Alaska” (donde Alaska es una chica, por cierto), y déjenme decirles algo: no me importa si recicló las situaciones, o los diálogos, los personajes ridículamente nerds, o lo que sea… porque Paper Towns hizo algo especial conmigo. Me enseñó, me entretuvo, me divirtió; eso es suficiente para que yo le dé un magnifico 5/5. 

Si quieren sacar sus propias conclusiones, los invito a hacerse con un ejemplar e iniciar su propio viaje.

2 comentarios:

Licoa Salazar dijo...

Yo lei Buscando Alaska pero este no, lo tengo por leer...

@ExtremeDamage dijo...

Yo lo adoré :$ jajajajajaj

Publicar un comentario