12 de mayo de 2015

(RESEÑA) Hamilton Heaven

Tras resolver el caso de El asesino de Village Street, Natalie Davis toma unas vacaciones forzosas en un exclusivo centro de relajación en Vermont. Las relaciones con su jefe están muy tensas y su vida personal no está en orden, así que Nat se toma esta oportunidad para exorcizar sus propios demonios mientras descansa. Al menos eso es lo que ella espera.

No les contaré lo que sucede una vez que Natalie Davis llega a Hamilton Heaven, pero es lo menos parecido a unas vacaciones que se puedan imaginar. Lo que sí les diré es que en este nuevo caso nos no solo observamos el desarrollo de Natalie como personaje, sino el de Annabel Navarro como narradora. Los elementos tradicionales de la novela policial están presentes, así como pistas que van sembrándose a lo largo de la trama para que el lector empiece a formular sus propias teorías y descubra la identidad del asesino (no es spoiler, ya saben que Nat investiga homicidios así que dejen de mirarme de ese modo).

En Hamilton Heaven descubrimos nuevos personajes, cuyas historias personales los colocarán en el punto de mira como sospechosos en algún momento, y nos recreamos en los personajes que ya conocíamos, en su crecimiento dentro de la historia al punto de saber (sin temor a equívocos) que habrá una continuación. Al menos yo espero que así sea. 

En esta novela también nos enteramos de lo que sucede al término del caso anterior de Natalie: el frenesí de la prensa amarillista por la posible relación de la detective con el acusado, los celos mal disimulados de su jefe y amigo, el juicio a punto de desarrollarse... Si les gana la curiosidad por conocer lo que me estoy guardando, no duden en hacer click en el botón de compra de Amazon y sumergirse en la novela.

0 comentarios:

Publicar un comentario