7 de noviembre de 2015

Sobre "Simplemente Perfecta" y mi primera semana de #NaNoWriMo2015


Como algunos sabrán, este año he decidido apuntarme nuevamente al NaNoWriMo (National Novel Writing Month) para tratar de cumplir el reto de escribir una novela de, por lo menos, 50 mil palabras en un mes. En una entrada anterior escribí un poco sobre las cosas que hice, y que hago, para prepararme antes de iniciar un nuevo proyecto. Pero no he actualizado sobre el progreso ni sobre los detalles de la historia. Hoy cambiaré eso (solo un poco).

"Simplemente perfecta" es una novela que tenía muchas ganas de escribir. Tenía los personajes diseñados, había documentado los sitios, sabía lo que iba a ocurrir a lo largo de la trama pero... (sí, nunca falta un pero) no había podido sentarme a darle forma. Tenía escrito un borrador (cerca de 4 mil palabras) de algo que había titulado "The Secret Superstar" en Wattpad, pero cuando empecé a darle forma supe que había cometido varios errores y que, pues, me había cargado la novela. Eliminé el borrador y todo lo que llevaba escrito porque no iba a tener sentido alguno conservarlo. Mi libreta de notas permaneció guardada desde entonces, y recién hace 15 días (mientras hacía la limpieza) la encontré. Entonces terminé preguntándome ¿por qué no? Quizás había llegado el momento de contar la historia de Michael y Flavia.

Hice una nueva sinopsis, una nueva portada, busqué fotos, organicé mi música... en fin, lo típico. Y empecé a recordar un poco los errores que cometí en Wattpad respecto a la trama, con la intención de evitarlos. Y aquí estamos. Han pasado casi una semana desde que empecé esta travesía llamada "Simplemente Perfecta", 12.600 palabras y poco más de 40 páginas (a hoy Viernes 6/11, a las 5:30pm).

Les dejo entonces la sinopsis, y una escena que me ha gustado mucho. Es una de mis favoritas (que puedo revelar sin soltar spoilers sobre la trama) y que casualmente va acompañada de una de mis canciones favoritas:

Sinopsis:



Michael Collins era el consentido de los medios. 

Este famoso actor llegó a la pantalla grande y se convirtió rápidamente en el sueño húmedo de cada mujer. 

Atractivo, sexy, millonario y con un halo de misterio. Todas lo deseaban… algunas incluso lo entretenían por algunas horas. Pero no todo sobre Michael era perfección. 

El actor era también cínico, arrogante y totalmente peligroso para la psique femenina. 

Flavia D’Angelo no es de las mujeres que se dejan embaucar fácilmente. 

Tras su última gira con la Compañía Nacional de Danza regresa a Bari (Italia) para cuidar de su madre y administrar el negocio familiar. 

La rutina del “pueblo pequeño” empieza a resultarle aburrida hasta que recibe la llamada de su tío Vinnie para pedirle un favor especial. 

Tras el estreno de su más reciente película, un fantasma del pasado de Michael regresa para sabotear su éxito. 

Si todo se descubriera, los diarios y revistas del corazón convertirían al Chico de Oro en el villano del momento, y su publicista no estaba dispuesto a permitirlo. 

Vincenzo“Vinnie” D’Angelo siempre tiene un as bajo la manga, y ha encontrado a la persona que lo puede ayudar a sacar a Michael de sus problemas. 

Una solución, que para él era simplemente perfecta.

***

Un adelanto...

Pulsó el botón de repetición, y cuando la canción empezó Flavia empezó a estirar sus músculos al ritmo de la música. Para cuando la lista de reproducción pasó a Shake it out ella estaba lista para dejar que el ritmo tomara el control de su cuerpo. Con elegantes movimientos de sus brazos, empezaba a contar a través del baile la historia contenida en la canción: 

Regrets collect like old friends 

Apoyó su peso sobre la punta de su pie derecho, y elevó la pierna izquierda hacia atrás mientras extendía sus brazos al frente para hacer equilibrio. 

Here to relive your darkest moments 

Giró en puntas, con los brazos al aire.

I can see no way, I can see no way 

Y siguió girando una y otra vez mientras las palabras fluían:

 And all of the ghouls come out to play 

Dos pasos al frente, un salto hacia atrás… otro giro.
And every demon wants his pound of flesh 

Siguió el compás de la música con pasos precisos, oscilando sus brazos y caderas de manera elegante.

But I like to keep some things to myself 

Cada movimiento la transportaba a un lugar perfecto, de paz absoluta. Un lugar donde no importaba más que llevar el ritmo.

I like to keep my issues drawn 
It's always darkest before the dawn 

Estaba tan ensimismada que no advirtió la presencia de su madre, que observaba emocionada como creaba arte con su cuerpo. 

Tampoco se fijó que desde la terraza del piso superior, un sonriente Michael Collins presenciaba su pequeño espectáculo.

***
Nota: Siguiendo el enlace encuentran el video de Shake it Out, tema de Florence + The Machine que  acompaña la escena.

0 comentarios:

Publicar un comentario